domingo, 19 de junio de 2011

Gracias.

No me puedo creer cómo llegué a estas alturas del camino, cómo conseguí esquivar tantos obstáculos y levantarme después de tropezar con la misma piedra varias veces. Si sé que me he hecho fuerte a lo largo de mi vida, y que conforme pase el tiempo iré aprendiendo de los demás e incluso de mí misma. Sólo quiero dar las gracias a esas personas que siempre estuvieron ahí, aunque yo no las viera, y darle la enhorabuena porque han conseguido que sonría más de una vez por saber que existen cosas por las que vivir que merecen la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada