martes, 8 de noviembre de 2011

No se olvida tan facilmente. #Paula.

- ¿Qué ha pasado? Se supone que estamos perdonados, ¿por qué ya nada es como antes?
+ Pues.. No, nada es como antes, pero tengo motivos.
- A ver, cuales...
+ Mira, te pongo un ejemplo mucho más bestial: Dos amigos, muy amigos de siempre, de estos que están siempre juntos. Pues imagínate que uno de éstos, mata al hijo del otro. Después de muchos años, se perdonan. ¿Vuelve a ser como antes?
+ No...
- Exacto, sigue esa espina clavada en su corazón.
+ ¿Por qué me dices esto? Aquí ninguno de los dos ha matado a nadie.
- Lo sé, pero para mí esto que ha pasado ha quedado grabado en mi corazón, me ha dolido mucho, es como la espina del otro caso.
+ Aún no entiendo por qué las cosas no han vuelto a ser como eran antes.
- A ver, un ejemplo más cotidiano... Le cuentas uno de tus mayores secretos a una amiga tuya, y ésta, se lo cuenta a otra persona. La perdonas. ¿Vuelven las cosas a ser como antes?
+ No... Porque una amiga en la que confiabas mucho y significaba demasiado para ti, te ha defraudado, siendo que tú la admirabas y nada de lo que te contaba lo contabas.
- Pues algo así ha pasado... Esto que me has hecho, me ha molestado, y bastante, y no creo que lo pueda olvidar. No tengo alzhéimer.. Para tu bien o para tu mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada