miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cuquis. (L)

Por esas personitas que, una a una, ocupan un hueco tan grande en tu corazón que si se fueran algún día tú no podrías seguir adelante. Las que te hacen mil y una vez reír, y alguna que otra vez llorar. Pero, ¿sabéis qué? No me arrepiento de ninguna de las lágrimas que he derramado por ellas, pues las llevo tan dentro... que es como si fueran parte de mi. Y además, de los errores se aprende, y si no fuera por ellas, a estas alturas del camino no estaría donde estoy. Pues son las que me levantan día a día... Y a las que mis errores les da igual. Gracias, enserio. Os merecéis mucho más que este simple texto. Os quiero mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada