lunes, 10 de septiembre de 2012

..

Tal vez sí, tal vez el destino exista, tal vez estábamos destinados. Puede que la razón por la que estemos juntos no sea que nos hayamos conocido y nos hayamos gustado. Piénsalo, ¿y si estamos hechos el uno para el otro? ¿Si eres la persona que completa mi otra mitad? Quizás seas el amor de mi vida, y yo el tuyo. ¿Por qué no? Nunca digas nunca, nada es imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada